RECURSOS QUE TE PUEDEN AYUDAR A MEJORAR EL DEFICITS DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD DE TU HIJO!

El Trastorno por Déficits de Atención e Hiperactividad, cuyas siglas son TDAH, se caracteriza por la inquietud y la dificultad para concentrarse en tareas complejas por largos periodos de tiempo, surge en la infancia y puede persistir en la edad adulta.

El trastorno por déficit de atención dispone de distintos nombres, en función de cuáles son los problemas más marcados, es por este motivo que algunos niños tienen TDA, mientras que otros tienen TDAH, los describimos a continuación:

  • Trastorno con déficits de atención TDA

 Describe a los niños que principalmente presentan dificultades para prestar atención y para concentrarse.

  • Trastorno con hiperactividad e impulsividad

Incluye a los niños que presentan más dificultad para estarse quietos, cuando es necesario (hiperactividad) y que con frecuencia actúan antes de pensar las cosas (impulsividad).

  • Trastorno Tipo Combinado TDAH

Presentan una combinación de trastornos de atención, hiperactividad e impulsividad.

Los síntomas del TDAH, son independientes unos de otros, esto quiere decir que no todos los niños presentan los mismos síntomas y no todos de la misma forma, ya que hay grados de intensidad que los diferencian.

Una vez hecha la descripción del TDAH, analizaremos que aspectos son fundamentales, a la hora de realizar un buen trabajo para ver mejoría en los niños que han sido diagnosticados.

Es necesario trabajar aspectos como los que se describen  a continuación:

A Nivel Familiar

Siendo que el ámbito familiar es el lugar en donde el niño pasa más de la mitad de su vida, conviviendo con hermanos, padres y familia extensa, es fundamental dirigir de forma positiva un orden que le facilite la convivencia. Para ello es necesario:

  • Manejar de forma adecuada horarios de comida.
  • Establecer horarios y tiempo de sueño.
  • Mantener ordenado su espacio vital, habitación y lugar de estudio.
  • Establecer horas de juego y actividades deportivas.

A Nivel Escolar

El estudio es donde las dificultades de atención y concentración se destacan aún más, es por ello que aquí necesitamos un mayor esfuerzo, siendo necesario:

  • Distribuir el tiempo de estudio, con periodos de descanso.
  • Estar en coordinación constante con el colegio, tutor y demás profesorado.
  • Es fundamental saber que desde el ámbito educativo se contemplan normativas que favorecen a los niños diagnosticados de TDAH, como por ejemplo, la reducción del número de preguntas en los exámenes, ubicación en el aula, entre muchas otras.
  • Manejo de la agenda escolar, debería ser la mano derecha del niño con TDAH, ya que ello le orienta y le ayuda a recordar lo que debe de cumplir en el colegio.
  • Planificación de las horas de estudio.
  • Recursos didácticos que le faciliten la concentración.

A Nivel Emocional

Las emociones es un motor de la vida del niño, que debe aprender a gestionar, ya que muchas veces le hacen pasar malos ratos, aquí encontraremos algunos aspectos a tener en cuenta:

  • Molestarse o enfadarse es una reacción normal del ser humano, pero si no se sabe manejar se puede convertir en un problema, por lo que es necesario tomar algunas medidas que puedan ayudarle, se describen a continuación
    • Detectar lo que le molesta o definir que le hace enfadar.
    • Ser consciente del enfado, reconociendo los signos del enfado.
    • Una vez lo detecta, cambiar de lugar o de actividad, alejarse de la situación y recuperar su estabilidad emocional.
    • Puede contar hasta diez, beber agua, respiraciones profundas o dar un paseo.
  • La relajación muscular progresiva, le ayuda a manejar el estrés y gana tranquilidad.
  • La meditación, combina la respiración y la relajación, puede resultar muy beneficiosa, ya que le ayuda a mejorar los niveles de concentración.
  • La intervención terapéutica por parte del psicólogo trabaja, temas de autoestima, seguridad en sí mismo y manejo de emociones.

Trabajo en Equipo

Cuando hablamos de TDA/TDAH, la ayuda puede marcar la diferencia, ello de acuerdo a las necesidades del niño, si contamos con un buen equipo en donde se encuentren, padres, profesores, psicólogo, tutor y médico, es muy probable que cada miembro apoye desde su especialidad, logrando cambios positivos en el niño a largo plazo, mejorando la calidad de vida del niño y de su entorno familiar.

 A Nivel Farmacológico

En algunos casos de niños con TDA/TDAH, el médico receta medicación, (medicación estimulante) para minimizar los problemas de atención y aumentar la capacidad de concentración, también pueden reducir el movimiento excesivo o la hiperactividad.

Dicha medicación se utiliza para mejorar el funcionamiento del cerebro, pero no se administran por que la persona esté enferma, como otros medicamentos.

Si el médico receta la medicación, es importante conocer el tipo de medicación y la dosis adecuada que debe de tomar el niño, para ello se necesita de la ayuda de los padres.

Nunca se debe tomar medicación de otra persona y tampoco compartirla con nadie, aunque tenga el mimo problema de atención.

La medicación puede ser muy útil, pero no puede solucionarlo todo, es necesario hacer intervención de un equipo de apoyo como el descrito anteriormente, con el fin de trabajar en los diferentes ámbitos que necesita el niño.

Estas son algunos de los aspectos que se deben trabajar en niños diagnosticados con TDA/ TDAH, es importante tener en cuenta que dicha patología no os impide hacer las cosas que queréis hacer, con esfuerzo y compromiso podéis superar cualquier obstáculo que encontréis a lo largo del camino.

¡Es importante creer en vosotros y trabajar cada día la atención para ser mejores!

Y si necesitáis ayuda no dudéis en pedirla, hay muy buenos profesionales que pueden guiarte y orientarte para que puedas conseguir tus metas.

Es importante recordar que estas son pautas que puedes trabajar en casa, pero debe ir acompañado del trabajo de un psicólogo experto en TDA/ TDHA, quien puede aclarar las dudas a lo largo de su intervención, ya que cada niño necesita de un trabajo individualizado, porque sus experiencias de vida no son iguales a las de otro niño y es fundamental darle herramientas que le ayuden a gestionar su vida.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *